Blog sobre desatascos y mantenimiento de redes de saneamiento

Cuándo realizar la revisión los elementos y foso del ascensor

El mantenimiento del ascensor y vigilancia de su foso, es vital para garantizar un seguro funcionamiento.

El ascensor de la comunidad de propietarios es un elemento que se usa diariamente y de manera continua por todos los vecinos. Por ello, es importante que cada cierto periodo de tiempo se realice una revisión del ascensor. Las revisiones establecidas por ley pueden ir desde cada dos años a cada seis, dependiendo de las características del edificio en cuestión. Pero sea cual sea el periodo legal establecido por los organismos competentes, es importante poder hacer revisiones más frecuentes para asegurarse de que el ascensor no es ningún peligro para los inquilinos de la comunidad.

  • Entre los elementos a tener en cuenta para el mantenimiento del ascensor, una de las primeras cosas a revisar es el interior de la cabina, concretamente las puertas. Estas deben cerrarse y abrirse de manera suave y con la fuerza adecuada. El ascensor también debe ser capaz de pararse correctamente en cada planta. Además, es realmente importante que las luces funcionen adecuadamente, así como el botón de emergencias.
  • La segunda parada a realizar durante el mantenimiento del ascensor sería el cuarto de máquinas. Para ello, es muy importante que el acceso a dicho cuarto esté totalmente libre de obstáculos y que puedas entrar sin ningún tipo de problema. El cuarto debe estar correctamente ventilado y con la temperatura adecuada. Las luces deben estar en perfecto estado y el panel de control debe funcionar a la perfección. Además, el motor y la bomba hidráulica también deben ser analizados.
  • Por último, en el proceso de revisión también se debe de verificar que el techo interno y externo del ascensor está bien. Es necesario revisar tanto el cableado como las tuberías de la parte superior, así como la salida de emergencia que suele estar ubicada en la parte interna. En este caso, también es importante que las luces funcionen de una manera adecuada. Se debe comprobar que el mecanismo encargado de detener el ascensor se encuentra bien.

Uno de los problemas más comunes que suelen ocurrir, es el relacionado con la inundación del foso del ascensor. Los motivos que pueden llevar a ocasionar dicho problema son diversos, pero lo más normal es que se produzca por una rotura de las tuberías o algún escape no controlado. En caso de que esto ocurra, lo más importante es achicar el agua del foso del ascensor, ya que puede llegar a perjudicar el correcto funcionamiento de la maquinaria.

Para solucionar este tipo de problemas en un elemento tan importante para la comunidad como es el ascensor, resulta verdaderamente importante que cuentes con la ayuda de empresas especialmente dedicadas a servicios de fontanería, que pueden garantizar una correcta impermeabilización del foso del ascensor. Siempre acude a compañías que cuenten con un servicio profesional 24 horas, que ofrezcan la satisfacción de sus clientes, como es el caso de la nuestra. ¡Hazlo, no te defraudaremos!

COMPARTE

Deja un comentario