Blog sobre desatascos y mantenimiento de redes de saneamiento

Aspectos clave sobre la reparacion de tuberías sin zanja

Hoy en día no se realizan tantos desperfectos para arreglar averías de fontanería gracias a la reparación de tuberías sin zanja

La tecnología continúa avanzando para hacer más fáciles nuestras vidas y ahorrarnos tiempo y recursos. Uno de los últimos avances en el ámbito de las reparaciones es la posibilidad de arreglar tuberías sin necesidad de embarcarse en una obra civil, con las ventajas y optimización de tiempo y recursos que ello implica. A través de diferentes técnicas, en la actualidad, es posible llevar a cabo la reparación de tuberías sin zanja. Algunos de los procedimientos más empleados, por su rentabilidad y éxito, son los que mencionamos, a continuación.

Técnicas más empleadas para la reparación de tuberías sin zanja

  • Entubado: esta técnica para arreglar tuberías consiste en la introducción de un tubo de un tamaño menor que el de la tubería dentro de ésta. De forma general, los materiales de estas tuberías menores suelen ser de polietileno, aunque, en ocasiones, podemos encontrarlas de acero o fundición dúctil, dependiendo de muchos factores. Para optimizar su funcionamiento y sus resultados, es conveniente preparar la tubería antigua sellando sus posibles grietas y aplicando lubricante.
  • Fragmentación: esta técnica, también conocida como bursting, consiste en la introducción de una nueva tubería rompiendo la anterior. La principal diferencia con respecto a la técnica anterior es que es posible que la nueva tubería sea del mismo tamaño de la que queremos eliminar e, incluso, un 20 % mayor.
  • Técnica de la manga impregnada con resina: otra de las técnicas más novedosas para reparar tuberías sin obra es la del arreglo con resina, una técnica mucho más especializada y que requiere profundos conocimientos para llevarla a cabo. Este sistema consiste en el revestimiento interior de la tubería que procederemos a instalar con CIPP, tras lo cual aplicaremos agua caliente para que la resina se pueda curar y se distribuya a lo largo de toda la tubería.

La técnica de la manga impregnada con resina posee dos principales ventajas: su versatilidad, ya que es posible utilizarla en todo tipo de diámetros, materiales y secciones, sin perder calidad; y, por otra parte, su rentabilidad económica. Es una de las razones por la que cada vez más sectores apuestan por esta vía, ya que presenta un alto rendimiento, además de otros ahorros de tipo social: contamina en menor medida, presenta menos interferencia con el flujo del tráfico y contaminación acústica y, en general, conlleva menos molestias tanto para la parte que tiene el problema como para la sociedad en su conjunto.

En definitiva, las múltiples técnicas existentes para la reparación de tuberías sin zanja presentan numerosas ventajas, de ahí que cada día más usuarios se decanten por estas fórmulas novedosas para emprender la reparación de tuberías sin necesidad de comenzar obras y con las consiguientes molestias que ello tiene para los interesados y la sociedad de forma general.

Si te encuentras esta situación no dudes en llamarnos, atendemos 24 horas los 365 días del año en el: 944 378 313.

COMPARTE

Deja un comentario