Blog sobre desatascos y mantenimiento de redes de saneamiento
rehabilitar red de saneamiento sin obras

Rehabilitar la red de saneamiento sin necesidad de picar

 

¿Por qué picar cuando puedes rehabilitar tu red de saneamiento?

Evita las molestias y altos costes de la obra tradicional aprovechando las últimas tecnologías aplicadas al saneamiento. Ahorra en tiempo y dinero, consiguiendo rehabilitar la red de saneamiento sin necesidad de picar.

¿En qué consiste la rehabilitación de la red de saneamiento?

Cuando nos referimos a rehabilitar la red de saneamiento, se debe entender como un trabajo destinado a restaurar una tubería afectada por pequeñas filtraciones, grietas, menor diámetro por obstrucciones o corrosión de la misma. Se trata de reparar una tubería antes de que por dejadez se puedan producir mayores desperfectos y conseguir así no tener que se reemplazarla.

Antiguamente, la única forma de afrontar una reparación de este tipo era abrir una zanja a lo largo de la tubería sin saber a ciencia cierta donde estaba el fallo. Se trataba de una obra costosa en tiempo y dinero, por los desperfectos que eran necesarios para acceder a la tubería y posterior reparación no solo de la red de saneamiento sino de los desperfectos ocasiones para acceder a la misma.

En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías y maquinaria especializada, podemos solucionar problemas de las tuberías como filtraciones y fugas de agua, sin necesidad de romper (hacer la antigua zanja), reduciendo de este modo tanto los tiempos como los costes de la reparación.

Gracias al método de rehabilitación de tuberías sin apertura de zanja, prolongamos la vida útil de la red de saneamiento. Cada vez son más los propietarios que utilizan este método para rehabilitar las tuberías y conseguir así no cambiar toda la red de saneamiento de forma temprana. Como sabemos para realizar una obra de renovación de la red de saneamiento las molestias en tiempo, costes y suspensión del servicio de agua, provocan unas situaciones muy incómodas que cuando más tarde se produzcan, mejor para todos.

Para acometer un trabajo de rehabilitación de la red de saneamiento sin apertura de zanjas y necesidad de picar, se procede en un primer momento a la detección de la zona a reparar por medio de modernos métodos de localización de fugas o desperfectos en las tuberías (cámaras termográficas y revisiones mediante cámara de TV). Una vez localizadas, se procede a cortar solo y exclusivamente el suministro en esa zona afectada, no teniendo por que suspender el suministro de toda la instalación, y limpieza y reparación de los desperfectos, aplicando habitualmente un revestimiento donde existe el problema para evitar daños mayores en el futuro.

No lo dude, alargue la vida de su red de saneamiento con los trabajos que realizamos para rehabilitar tuberías sin zanjas y necesidad de picar.

Confíe sólo en profesionales para la rehabilitación de red de saneamiento sin apertura de zanja.

COMPARTE

Deja un comentario