Blog sobre fontanería y mantenimiento de redes de saneamiento
que es una pulgada en fontaneria Isurbide

En fontanería ¿Qué y cuanto es una Pulgada?

¿Cuánto es una pulgada en términos de fontanería?

En fontanería, se utilizan determinadas medidas para hacer los trabajos. No se trata en absoluto de querer hacer más difíciles las cosas, sino, simplemente, que resulta más práctico hacerlo así. En fontanería, la pulgada ha sido una medida de uso tradicional que, hoy, sigue utilizándose en determinados contextos.

Tradicionalmente, para medir una pulgada se utilizaba la falange del dedo pulgar, concretamente la primera. Aunque, normalmente, este método funcionaba, siempre estaba sujeto a que hay gente con el dedo más grueso que otra, de ahí que hubiese un determinado margen de interpretación. Al final, se optó por tomar la medida inglesa como referencia y adaptarla, puesto que también existía una pulgada española (basada en el pie castellano) pero medía menos, concretamente 23,22 milímetros.

En este caso, decimos que una pulgada equivale a 25,4 milímetros, siguiendo el sistema métrico decimal que, no lo olvidemos, en España no se implanta hasta la segunda mitad del siglo XIX. También hay que tener presente que, en países anglosajones como los Estados Unidos, aún no se ha implantado, de ahí que utilicen medidas diferentes como la milla, el pie o la yarda. Aunque el uso del Sistema Métrico está generalizado, aún podemos encontrarnos con vestigios del pasado, como es la pulgada.

Ahora bien, y para evitar confusiones, es importante indicar que un fontanero puede hablar de una pulgada para referirse a elementos de distinto diámetro, de ahí que convenga tener presente que la medida se utilizaba para aquellas tuberías que tenían 25,4 milímetros de medida interior. Por ejemplo, puede hablar de una rosca de una pulgada aunque esta mida más de 33 milímetros, pero lo hará relacionándola con la tubería que sí mide los 25,4 originales.

A partir de ahí, corresponde utilizar los materiales que más se ajusten a nuestras necesidades, teniendo en cuenta que las pulgadas se establecieron como medida cuando se utilizaba el hierro para fabricar las tuberías. Si utilizamos otros materiales, como el cobre, plástico, PVC o el hormigón, tendremos que valorar si la medida tradicional nos resulta funcional o si, en cambio, es más práctico medir directamente en milímetros.

Lo normal es que en fontanería existan tablas de equivalencia para calcular el diámetro, no solo de las tuberías, sino también de las roscas que vamos a utilizar para la obra. Por ejemplo, si utilizamos tuberías se medirán en milímetros, que es la medida de uso corriente excepto en las de hierro. En cambio, para las roscas, se seguirá utilizando la pulgada como medida de referencia.

Todos estos datos nos servirán para poder tomar decisiones ajustadas a nuestras necesidades cuando tenemos que realizar una obra de fontanería. En cualquier caso, si dudamos, te recomendamos que te pongas en contacto con especialistas en la materia que te podremos ayudar, como es el caso de los fontaneros y especialistas en tecnología de saneamiento de Isurbide.

 

COMPARTE

Deja un comentario