Blog sobre desatascos y mantenimiento de redes de saneamiento
contratar mantenimiento de redes de saneamiento bilbao bizkaia isurbide

¿Por qué contratar el mantenimiento de redes de saneamiento?

Los contratos de mantenimiento de redes de saneamiento pueden ayudarte a descubrir y corregir desperfectos para así prevenir males mayores.

El objetivo de las redes de saneamiento es recoger el agua contaminada, redirigirla fuera de los pueblos para proteger la salud pública y, tras un tratamiento adecuado, devolverla en un estado ideal al medio natural.

Disponer de contratos de mantenimiento para saneamiento de aguas residuales es esencial para evitar gastos imprevistos, como roturas de tuberías o atascos.

La cada vez más complicada y extensa topografía de los municipios hace muy difícil tanto la construcción como el mantenimiento de las redes de saneamiento. En cuanto al mantenimiento, los problemas que generan la falta del mismo, como pueden ser atascos, malos olores, hundimientos y roturas de colectores, causan fuertes molestias en todos los usuarios. La pena es que ponemos el grito en el cielo cuando el mal ya está hecho y después de todo la realidad es que ¡se podría haber prevenido desde un principio!

En este post te hablamos de la necesidad de contratar estos servicios, así como de la misión de quienes trabajan en ellos. Los contratos de mantenimiento para redes de saneamiento del agua son válidos tanto para pequeñas, grandes y medianas empresas públicas o privadas como para comunidades de propietarios. Garantizan que la red de saneamiento funcione correctamente a lo largo de su vida útil y que se seguirán los trabajos de mantenimiento de acuerdo con las especificaciones de periodicidad y orden de las tareas: los operarios llevan a cabo el mantenimiento profesional tanto preventivo como correctivo.

En cuanto al mantenimiento preventivo de redes de saneamiento:

  • Se supervisa del funcionamiento general de la red, comprobando la correcta circulación del agua mediante el control de indicadores, y se lleva a cabo la toma de medidas de parámetros físicos.
  • Se ajustan adecuadamente los equipos.
  • Se lleva a cabo la inspección de tuberías y se detectan posibles averías.
  • Se revisan las medidas de seguridad.
  • Se lleva a cabo la limpieza de tuberías y demás elementos de las redes de saneamiento (como depósitos, arquetas, alcantarillas, pozos de registro…).
  • Se previene frente a factores perjudiciales como gases, malos olores, erosión, sedimentación y corrosión que perjudican las redes de saneamiento.

Y en cuanto al mantenimiento correctivo de redes de saneamiento:

  • Se desatascan y reparan las tuberías dañadas.
  • Se reparan infiltraciones y fugas, soldaduras, uniones…
  • Se solucionan incidencias con los equipos en los elementos más importantes de una red: conducciones, elementos de entrada y salida, pozos y arquetas de registro, acometidas, aliviaderos, bombas, sifones invertidos, etc.
  • Se identifican posibles riesgos para la seguridad de las redes de saneamiento y aplicación de las medidas correctoras acordes con la legislación actual.
  • Se desmontan y reponen tuberías, bombas, válvulas y elementos eléctricos.

En consecuencia, tanto si eres un particular como si de ti depende la gestión de una red de saneamiento comunitaria, es bueno mentalizarse de la importancia de su mantenimiento preventivo. En Isurbide, tecnología para el saneamiento, disponemos de diferentes modelos de contratos de redes de saneamiento adecuados a tus necesidades. Contacta con nosotros, sin compromiso alguno.

COMPARTE

Deja un comentario