en

Localización y registro de arquetas por ultrasonidos

¿Qué es una arqueta y para qué sirve?

Una arqueta es un elemento que funciona como lugar de conexión de los conductos que forman parte de la red de saneamiento de un inmueble. Puede estar fabricada de muchos materiales, como ladrillo, cemento, materiales plásticos o metálicos. Recoge las aguas que se vierten a través de los desagües de la vivienda o edificio para acabar canalizándolas hasta la red pública de alcantarillado.

Es relativamente frecuente que se atasquen no solo las tuberías de un inmueble, sino también estas arquetas. Lo habitual es que la localización de arquetas sea sencilla gracias a una tapa visible. Cuentan con esta tapa precisamente para permitir el acceso, mantenimiento y reparación de arquetas con facilidad. Pero no siempre existe esta tapa. En ocasiones las arquetas están ocultas. Suele ocurrir que se instala un pavimento sobre éstas, lo que dificulta enormemente su localización y acceso. El motivo por el que acaban estando ocultas es el desconocimiento sobre la importante función que desempeñan para el correcto mantenimiento de la red de tuberías.

Mediante la moderna técnica de ultrasonidos se pueden localizar arquetas con una sorprendente facilidad. Este sistema funciona a través de la emisión de frecuencias bajo el subsuelo. Se utiliza una manguera con un emisor en el extremo y se coloca en el interior de la tubería. Suele ser de gran longitud para cubrir grandes extensiones de terreno. Se introduce poco a poco hasta localizar la arqueta. En este momento se emplea el receptor que se encuentra en la superficie para que sitúe el lugar exacto en el que se encuentra el emisor. No solo permite saber dónde está la arqueta, sino que también proporciona la profundidad a la que se encuentra esta.

Ventajas de la utilización de la localización de arquetas por ultrasonidos

Localizar arquetas con ultrasonidos es un método que tiene innumerables ventajas con respecto a las técnicas tradicionales. Se evitan excavaciones en el terreno para buscar la arqueta. Además, se elude la incomodidad y el gasto que supone picar y retirar pavimento que quedaría intacto con este método.

El ahorro en tiempo también es importante, pues el método de ultrasonidos es realmente rápido. Y por último, la información que se obtiene es enormemente precisa. Se averigua con total exactitud el lugar sobre el suelo donde está la arqueta, la profundidad a la que se encuentra y la dirección que toma.

En cualquier caso, profesionales como nosotros podemos asesorarle para elegir la mejor opción para evitar gastos innecesarios y resolver los problemas cuanto antes. Consulte con nosotros ante cualquier duda. Empleamos detectores de ultrasonidos para resolver cualquier necesidad. De esta manera, se puede realizar el mantenimiento, limpieza y reparación del sistema de saneamiento de cualquier inmueble sin roturas innecesarias de alicatados y suelos. Con este sistema, las fugas y los atascos con origen en arquetas ocultas ya no suponen graves perjuicios.