Blog sobre desatascos y mantenimiento de redes de saneamiento
prueba de estanqueidad ensayo fugas bilbao isurbide

¿Cómo se realiza una prueba de estanqueidad?

Las pruebas de estanqueidad o ensayos de fugas permiten saber si está correcto el sistema o superficie en el que se realizan.

Estas pruebas de estanqueidad nos sirven para detectar fugas en caso de tener alguna. Esta prueba puede hacerse de distintas formas. Las más comunes son:

  • Ensayo de vacío. En esta prueba se utiliza un líquido burbujeante al igual que en la prueba hecha con burbuja, pero además se utiliza una bomba de vacío para comprobar la estanqueidad del circuito.
  • Ensayo directo de burbuja. Introducimos en el circuito un líquido o solución burbujeante en presencia de oxígeno en el exterior, de modo que veremos fácilmente si hay alguna fuga por la aparición de burbujas donde se encuentre la fuga o filtración.
  • Ensayo de fugas de halógenos o helio. Se introducen estas sustancias para detectar las posibles fugas; gracias a la ayuda de equipos detectores es posible comprobar si hay alguna fuga indeseada. En el caso de utilizar halógenos se emplean gases para el trazado y calentadores. El helio, en cambio, es inerte y más barato que el resto de los halógenos.
  • Ensayo de medición de presión. Esta prueba suele utilizarse para detectar si hay componentes defectuosos en la instalación. Es posible conocer la magnitud de la fuga con precisión sabiendo el volumen total de agua así como la presión y su diferencia en un determinado tiempo. En el caso de que varíe la presión, significa que tenemos alguna fuga. Esta prueba no necesita fluidos trazadores y nos permite saber el flujo total de la fuga, sea cual sea el tamaño del sistema.
  • Prueba de tintas penetrantes. Esta prueba de estanqueidad se realiza aplicando tintas penetrantes en las zonas donde la presión es más alta para comprobar si hay fugas. La presión diferencial del sistema hará que la tinta se filtre hacia donde la presión sea más baja en caso de tener algún escape.

Como podemos ver, las pruebas de estanqueidad consisten en introducir un líquido o gas en un circuito cerrado para facilitar la comprobación de las posibles pérdidas en el mismo. Debemos hacerlas en instalaciones destinadas a líquidos o gases, independientemente de tratarse de instalaciones domésticas o industriales. En cualquier ámbito, en caso de tener pérdidas o fugas estaremos perdiendo dinero además de ocasionar problemas de seguridad y medioambientales.

Para realizar estas pruebas de estanqueidad es recomendable tener a la vista toda la instalación, especialmente las juntas o uniones para asegurarnos que inspeccionamos todo el recorrido del líquido o gas. Suele utilizarse una bomba de fontanería con un manómetro para comprobar la presión en todo momento. Esta prueba es fundamental para no llevarse sorpresas antes de completar una instalación. El resultado de la prueba debe ser conforme si la instalación es apta y supera la prueba o no apta en caso contrario.

Si dudas de que en las tuberías de tu domicilio, local comercial o empresa, tengas algún tipo de fuga, no dudes en contactar con nosotros para que procedamos a realizar la prueba de estanqueidad o ensayo de fugas en tu instalación a través del método L. Disponemos de equipo completo para realizar pruebas de estanqueidad con obturadores de diferentes diámetros, compresor y todo el material necesario para la ejecución de la prueba de estanqueidad con medidor digital y captura de datos en soporte PC para elaborar informes según norma EN-1610.

COMPARTE

Deja un comentario