Blog sobre desatascos y mantenimiento de redes de saneamiento
Arqueta Isurbide

Localización de arquetas en Bilbao

Las arquetas son pequeños depósitos que se utilizan para distribuir y enlazar conductos subterráneos. Se utilizan en redes de agua potable, de saneamiento, de regadío, además de en el ámbito de la electricidad. Se encuentran enterradas, y en muchas ocasiones, incluso escondidas. Es por eso que la localización de arquetas es vital para su mantenimiento o encontrar averías, en caso de que exista alguna. El motivo de una fuga de agua potable, por ejemplo, podría ser una arqueta averiada.

 

En Isurbide disponemos de equipos de emisión de frecuencias perfectamente preparados para la localización de arquetas en Bilbao. Además, ofrecemos servicios de limpieza, ya que con el uso, las arquetas acumulan residuos. Para que no lleguen a atascarse, la limpieza como método de mantenimiento es fundamental.

 

¿Dónde están las arquetas?

Las arquetas son un elemento del alcantarillado o red de saneamiento. El alcantarillado se compone del conjunto de sistemas utilizados para la recogida y transporte de aguas residuales, industriales, cloacales o pluviales (provenientes de la lluvia), como las tuberías, por ejemplo. Es decir, consta del sistema que facilita al transporte del agua hasta llegar, o bien a ser tratada para convertirla en agua potable, o bien, ser vertida en el medio ambiente.

 

Tipos de arquetas

Existen diferentes tipos de arquetas dependiendo de la función que desempeñen.

  • De paso: se utilizan para conectar dos conductos.
  • Sifónicas: son las encargadas en evitar malos olores.
  • Separadoras de grasas: retienen las grasas y aceites de las aguas residuales, evitando que lleguen a la red pública.
  • Sumidero: son las que disponen de una rejilla para recoger agua superficial.
  • De reunión: recoge todas las aguas de un interior antes de verterlas a la red pública.
  • A pie de bajante: colocada sal pie de las bajantes de aguas pluviales y fecales, registran el tramo de tubería de ángulo recto que entronca con la red horizontal.

Todas ellas han de estar limpias para su correcto funcionamiento. Es recomendable realizar una limpieza, por lo menos una vez al año. En caso contrario, el nivel del agua puede subir en exceso, llegando a generar incluso indeseadas inundaciones.

Además de las características mencionadas antes, las arquetas pueden ser de registro o no, es decir, pueden tener tapa o no. Ya que las arquetas están ocultas en muchos casos, el método más acertado para su localización es el de los equipos de ultrasonido. También existe la inspección mediante cámaras de televisión.

 

Ventajas del los equipos de ultrasonido

Los equipos de localización de arquetas con los que contamos en Isurbide son de ultrasonidos, ya que nos ofrecen múltiples ventajas: ahorro, comodidad y limpieza, entre otros.

Estos equipos funcionan por emisión de frecuencias. El procedimiento consta en la colocación de un emisor en una manguera desde el camión, el cual se introduce en las tuberías. Una vez localizada la arqueta, el receptor situado en la superficie busca el emisor. De este modo, recibiremos la información de modo preciso: el lugar exacto en el que se encuentra, además de la profundidad en la que está localizada.

Gracias a la información tan exacta que se obtiene, no es necesario romper el suelo. Esto supone un ahorro de tiempo, además de en los costes de la reparación correspondiente en caso de romper el pavimento u otros elementos.

Los equipos de ultrasonido no son útiles únicamente para detectar problemas, si no que también nos sirven para la limpieza de arquetas. Ya que muchas arquetas están ocultas, es casi imposible acceder a ellas sin los equipos de ultrasonido.

 

Si necesitas servicios de localización de arquetas, sobre todo en la zona de Bilbao, no dudes en contactar con Isurbide. Además, como hemos mencionado previamente, también ofrecemos servicios de limpieza de arquetas, imprescindibles para su correcto funcionamiento.

 

 

 

COMPARTE

Deja un comentario